Argelia suspende sus relaciones comerciales con España por el conflicto del Sahara Occidental

La disputa sobre el estatus del Sáhara Occidental se agrava mientras Argelia rompe sus vínculos económicos con España.

spanish flag

Argelia ha suspendido el comercio exterior de productos y servicios con España en medio de la escalada de la disputa sobre el estatus del Sáhara Occidental.

El anuncio del jueves se produjo un día después de que el país norteafricano suspendiera un tratado de amistad de 20 años con España que comprometía a ambas partes a cooperar en el control de los flujos migratorios. Argelia también ha prohibido las importaciones procedentes de España.

La Unión Europea instó a Argelia a dar marcha atrás en su decisión, presionando por el diálogo para resolver la disputa.

España fue la antigua potencia colonial del Sahara Occidental hasta que la región fue anexionada por Marruecos en 1975. Desde entonces, Argelia y el vecino Marruecos han mantenido tensas relaciones sobre el destino del Sáhara Occidental, llegando a librar una guerra en el desierto.

Argelia apoya desde hace tiempo al movimiento Polisario, que busca la independencia de la región, reclamada por el vecino y rival de Argelia, Marruecos.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, declaró el jueves que la respuesta de España a la medida de Argelia de cortar el comercio bilateral será “serena, constructiva, pero también firme en la defensa de los intereses españoles”.

El giro abiertamente hostil de Argelia contra un miembro de la Unión Europea se produce mientras España y el resto del bloque de 27 países se apresuran a buscar alternativas a las importaciones energéticas rusas en protesta por la guerra de Rusia en Ucrania.

Extremadamente preocupados

En marzo, España reconoció públicamente el plan de Marruecos de conceder a la región la autonomía en lugar de la plena independencia, lo que resolvió una disputa con Rabat pero enfadó a Argelia. En ese momento, Argelia retiró a su embajador en España.

En su movimiento más reciente, Argelia amenazó los lazos comerciales, incluido el suministro continuo de gas natural argelino.

La portavoz de Asuntos Exteriores de la UE, Nabila Massrali, dijo que Bruselas estaba “muy preocupada”.

Suministro de gas natural

Marruecos controla el 80% del Sahara Occidental. El resto está en manos del Polisario, que libró una guerra de 15 años con Marruecos tras la retirada de las fuerzas españolas en 1975 y quiere un referéndum de independencia.

Marruecos ha ofrecido una autonomía limitada, pero insiste en que el enclave, rico en fosfatos y pesca, debe permanecer bajo su soberanía.

España respaldó oficialmente esta postura en marzo para ayudar a resolver una disputa diplomática de un año de duración, provocada por la visita del líder del Polisario, Brahim Ghali, a España para recibir tratamiento para el COVID-19.

Argelia, cuya frágil economía depende en gran medida de sus exportaciones de energía, firmó en abril un nuevo acuerdo con Italia para aumentar el flujo de gas a través del gasoducto que conecta ambos países.